El blog de la Biblioteca del IES José Planes

Manolito GafotasManolito García Moreno es un niño de Carabanchel. Explica que se llama así por el padre de su padre de su padre y así hasta el principio de los tiempos. Pero le llaman Manolito Gafotas porque todas las personas importantes tienen un mote. Su familia es normal aunque su abuelo se sale de lo común y a su hermano, Manolito le llama Imbécil, ya ni se acuerda de cómo se llama en realidad.

Un día Manolito y su abuelo se fueron en metro al centro de Madrid para comprar un cuerno de su trenca, ya que la duraría hasta viejo. Al llegar a la tienda donde les había mandado la madre de Manolito, se entretuvieron mucho tiempo porque el abuelo Nicolás dejaba pasar a todas las señoras delante con la esperanza de que fueran a tomar un café con él. Después de comprar el cuerno, se fueron a dar una vuelta por la Gran Vía y vieron en una cafetería a una presentadora del telediario y se le quedaron mirando como si fuera un ser de otro planeta.

Al día siguiente Manolito empezó el colegio y su madre lo llevó a la psicóloga. Él empezó a explicarle todos sus problemas desde que nació y, como Manolito siempre habla, pues empezó a hablar y hablar sobre su vida de todo lo que se acordaba desde los tres hasta los ocho años. Hablaba tanto con la psicóloga que ella le dijo que no tenía ningún problema, solo que necesitaba que lo escucharan. Cosa casi imposible.

Al cabo de un tiempo Manolito fue a jugar con sus amigos al parque del árbol Ahorcado, que así es como lo llaman, y se peleó con su amigo Yihad por un juego, y al final se le rompieron las gafas, como siempre. Su madre, cuando le vio el ojo morado, lo abrazó y cuando le vio las gafas rotas le pegó una colleja. Su padre le enseñó cómo debe dar un buen puñetazo, se pusieron a hacer prácticas y Manolito le rompió las gafas a su padre de un golpe. Yihad, después de lo ocurrido, se mostró muy interesado en ser amigo de Manolito (con el único fin de que el abuelo de Manolito no le dijera nada al abuelo de Yihad). Pero Manolito era el chico más feliz del mundo por ser el amigo del niño más chulito de la clase. Al cabo de un tiempo, le pasó una que a él le afectó mucho.

Me encanta este libro, pero es un poco pesado.

Gabriel Gómez Martínez, de 2º ESO B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: